Cómo Ser El Creardor De Tu Vida

No somos conscientes de cómo creamos nuestro propio dolor

La mayor parte de nuestro sufrimiento es auto infligido. ¿Cómo y por qué sucede esto?
Todo comienza con el deseo: queremos algo. Entonces damos un salto del deseo a la creencia: creemos que nuestro deseo debe ser cumplido.

Nosotros “debemos” bajar de peso. No debemos comer ese postre. Alguien “debería” invitarnos a su fiesta. Alguien “no debería” cortarnos en el tráfico. La torta que horneamos “debe” tener un sabor muy bueno. Nuestro techo “no debe tener” fugas.

Estas creencias, son construcciones mentales rígidas, que nos dicen a nosotros mismos que no deben ser violadas, y qué si son violadas, entonces eso debe ser una ocurrencia horrible. Así que cuando alguien nos interrumpe en el tráfico, o tenemos goteras en el techo, reaccionamos con dolor emocional, debido a que ya nos hemos dicho que hay que reaccionar de esa manera. Es dolor sin darnos cuenta es premeditado.

¿Dónde está el Problema?

El problema, no es tanto los acontecimientos de la vida que ocurren, sino nuestras creencias sobre ellos. Si los acontecimientos mismos causan sufrimiento, entonces todos sufrirán igualmente por cada evento. Pero eso no es lo que pasa, ¿verdad? Algunas personas se enojan mucho cuando alguien las corta en el tráfico, mientras que otras no reaccionan en absoluto. ¿Por qué? Los que se enojan, creen que otros conductores deben respetarlos manteniendo una cierta distancia mínima al pasarlos. Cuando los eventos van en contra de eso, todavía se aferran a su creencia. “¡Ese idiota no debería haber llegado tan cerca!” Los segundos no están encasillados con tal creencia, así que no hay una construcción mental a ser molestados.

Cuando las personas afirman, que tal o cual cosa debe o no debe haber ocurrido, discuten con la realidad. Es un argumento que no se puede ganar, porque la realidad es lo que es. No es necesariamente lo que podríamos preferir, simplemente lo es. Cuánto más tratamos de luchar contra ella, más nos torturamos. La única manera de evitar este dolor, es dejar de crear y sostener creencias. La realidad debe ser aceptada, no combatida, porque es una batalla que nunca podemos ganar.

 


Cómo Creamos Nuestro Propio Dolor por luz-blanca

Acepta La Realidad

Aceptar la realidad, no significa necesariamente que disfrutamos de cada evento. Tampoco significa, que no debemos tomar medidas para prevenir o aliviar situaciones desagradables. No nos gusta el hecho de que nuestro techo está goteando. Tampoco deberíamos fingir. Pero insistir en que “no debería” gotear es absurdo. Se está escapando. Cualquier insistencia en que no es una fuga, es una pérdida de tiempo y energía. En su lugar deberíamos llamar a un albañil. Ésa es la cosa sensata, menos dolorosa de hacer.

Aceptamos (no disfrutamos, pero aceptamos), que el techo está goteando y sabemos que el agua causa daño, así que recibimos ayuda profesional para aliviar la situación actual, evitando así más daños. Después de arreglarlo, sentimos una agradable sensación de alivio, y apreciamos más que nunca nuestro tejado sin fugas.

El deseo es la raíz del sufrimiento, y hacemos las cosas aún peor, cuando desarrollamos una mentalidad de derecho, al inventar creencias de que debemos obtener lo que queramos.

Tenemos poco control sobre el Universo, así que apreciemos lo que tenemos y no nos enfoquemos en lo que no tenemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete al blog .

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

Categorías

Contacto | Política de Privacidad | Términos y Condiciones | Política de Cookis

Copyright © 2010 – 2018 Luzblanca. All Rights Reserved.